El ciberataque global de ransomware, un tipo de código malicioso que cifra los ficheros del ordenador a modo de rehén para solicitar un rescate económico, afecta ya a un centenar de países, 99 según la empresa de seguridad informática Avast. La policía francesa ha estimado en un comunicado que ha afectado a más de 75.000 víctimas “hasta el momento”, mientras que Vicente Díaz, analista de la firma rusa de seguridad cibernética Kaspersky ha asegurado a Efe que ya está controlado. El virus ha infectado desde los equipos de 16 hospitales y centros de salud en Reino Unido hasta los de Renault, que se ha visto obligada a parar la producción de varias plantas en Francia, pasando por los del Ministerio del Interior ruso. La oficina europea de policía Europol ha declarado este sábado que el ataque informático es de un “nivel sin precedentes”. Estas son algunas de las acciones que han salido a la luz:

El constructor de automóviles Renault, la primera empresa francesa en reconocerse víctima del ciberataque global, cerró como medida preventiva un número indeterminado plantas en Francia para evitar la propagación del virus. Una de las plantas se encuentra en Sandouville (Normandía), pero al coincidir el ataque con el fin de semana, solo quedó afectada la producción del viernes por la noche, según fuentes sindicales citadas por la agencia France Presse. También quedaron afectados los sistemas informáticos de una planta de Revoz, una filial de Renault en Eslovenia, según declararon fuentes de la empresa a la misma agencia. La Fiscalía de París abrió una investigación “por acceso y mantenimiento fraudulento” en sistemas informáticos y por “extorsión y tentativa de extorsión”.

España: Telefónica, la empresa más afectada
Una decena de grandes empresas españolas de servicios sufrieron el ciberataque. La compañía más afectada fue Telefónica, ya que varios centenares de ordenadores de su sede central del Distrito C de Madrid se vieron infectados. El Gobierno reconoció este viernes el ataque y se puso en contacto con las compañías afectadas para evaluar el impacto del mismo. El Ejecutivo ha informado de que España no está entre los países más afectados por el virus. Tanto las empresas como la Administración lanzaron un mensaje de tranquilidad al asegurar que el virus solo ha afectado a equipos corporativos, pero en ningún caso a los servicios de telecomunicaciones, banca, energía y seguros de los millones de clientes de las compañías atacadas. El responsable de Big Data e Innovación de Telefónica, Chema Alonso, ha asegurado en su blog que los equipos infectados “están controlados y están siendo restaurados”.

Según algunas informaciones, el mismo virus habría afectado a los equipos del personal corporativo de otras compañías como KPMG, BBVA, Santander, Iberdrola o Vodafone, algo de lo que se han hecho eco en varias cuentas de Twitter usuarios que decían ser empleados de estas firmas. Algunos de ellos han confirmado, incluso, haber recibido peticiones de rescate de sus datos en bitcoins. No obstante, ninguna de estas empresas ha reconocido esos ataques.
CON INFORMACION DEL DIARIO EL PAIS.COM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *