Por: Asbel López 08 de mayo 2017
El centrista Emmanuel Macron se convirtió en el presidente más joven de la historia de Francia al ganar este domingo la segunda vuelta de las presidenciales con un 66,06 por ciento de los votos, por encima de Marine Le Pen, la candidata presidencial del partido de extrema derecha Frente Nacional, quien obtuvo un 33,94 por ciento de los sufragios.
La victoria del nuevo presidente francés, quien cumplirá 40 años en diciembre, le da algo de aire a Francia y a la Unión Europea (UE), que se ha visto debilitada tras el surgimiento de partidos ultraderechistas y por el triunfo del referendo en el que los británicos votaron a favor del brexit (la salida del Reino Unido del bloque).

En Francia, para millones de electores es un motivo de esperanza que Macron haya derrotado a la candidata ultraderechista por más de 30 puntos. También es un alivio que su rival de 48 años se haya ubicado lejos del 40 por ciento de los votos que vaticinaban algunos.

Los franceses escucharon por primera vez el nombre de Macron hace dos años cuando entró al gabinete del presidente francés, François Hollande, como ministro de Economía después de haber sido su consejero económico.

El candidato centrista, liberal y proeuropeo creó su movimiento ¡En Marcha! hace escasamente un año. Nunca antes se había presentado a una elección.

La carrera del joven prodigio de la política francesa es fulgurante, tanto que la prensa alemana lo apoda ‘el Obama francés’.

La victoria de Macron es neta y espectacular. Pero es un triunfo que tendrá que consolidar en las legislativas de junio, pues no hay que pasar por alto que 11 millones de electores votaron por el Frente Nacional, un partido xenófobo, nacionalista, antiinmigración y antieuropeo que logró este domingo el mejor resultado de su historia.

En 2002, el Frente Nacional obtuvo menos del 18 por ciento de los votos cuando Jean-Marie Le Pen, padre de la candidata, disputó la segunda vuelta con el conservador Jacques Chirac.

En la vecina Alemania, las intenciones de voto para el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AFD) no sobrepasan el ocho por ciento en las elecciones federales de septiembre.

CON INFORMACION DEL DIARIO EL TIEMPO.COM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *